Castings + callbacks = paciencia

"ESTE POST ES BASADO EN HECHOS REALES"



En un selftape haciendo de camarero caribeño

Muchos de mis compañeros actores, consideran que el casting es un trauma por el que es obligatorio pasar para conseguir un trabajo en esta profesión que amamos. Aunque puede ser un proceso intimidante, donde estás frente a un grupo reducido de personas que no muestran ni un ápice de sentimientos, a pesar de que abres tu corazón, muestras tus mejores expresiones, en un tiempo récord menor a los tres minutos. Además, de los otros candidatos que te miran desde el fondo de la sala, esperando con ansias su turno.


Sin embargo, debo confesar que cada vez me está gustando más esto de ir, presentarme frente a una cámara y divertirme con las direcciones que me den para el proyecto de turno.


Creo que empezó con un "click" en mi cabeza al escuchar a un actor decir en un video motivacional:


Ir a un casting es EL trabajo. No es una entrevista de trabajo. Tienes que organizar tu agenda de tal forma que vayas a los castings, pensando en ir al trabajo que te da dinero, no en que es una prueba, porque si no, la pasarás mal y en un casting tienes que divertirte. Disfrutarlo.

Cuando escuché esas palabras (que ahora no recuerdo su autor, pero eres más que bienvenido si sabes quién es) me cambió la mentalidad en la que me acerqué a las audiciones, ya que partimos del hecho de que la directora de casting te pre - seleccionó entre una inimaginable cantidad de candidatos y por alguna razón, vieron algo en ti que les pareció que se acerca a la idea que tienen del personaje.


Otro gran actor que admiro, Bryan Cranston (Malcom in The Middle, Breaking Bad y un maravilloso etc) refuerza ese punto de vista de ver a los castings como un evento menos traumático (pero necesario) en tu vida.


Nadie quiere darle empleo a alguien porque necesita el empleo. Te van a contratar porque necesitan un personaje que tu les puedas dar (...) Cuando piensas en que al momento del casting vas a hacer tu trabajo, entonces tu enfoque es diferente.

El discurso completo de Cranston lo pueden mirar aquí:


El cambio de chip


Desde que miro a las audiciones como parte del trabajo, ha aumentado mis convocatorias a castings, además de recibir en la mayoría de ellas "callbacks", que siempre ilusiona al actor poder dar un paso más adelante en la dirección que avance el proyecto.



Sesión de fotos con Ado Nike

En una de mis últimas audiciones recibí dos veces el callback, algo que primera vez me ocurre. Resulta ser que después de haberme citado para una segunda vez de realizar las instrucciones frente al director, volví a ser llamado al día siguiente para darme nuevas orientaciones sobre una posible oportunidad en el proyecto.


El equipo que realizaba el casting, se disculpó en hacerme regresar porque aparentemente era el único que le habían pedido una tercera audición, yo respondí con una sonrisa: "toda oportunidad es bienvenida. Agradecido de que me sigan llamando".


Desde la agencia me avisaron que al final no me habían seleccionado, pero estaba seguro de que había hecho mi trabajo lo mejor posible y que aquel equipo técnico, quizás por el factor repetición, se acuerden de mí para un próximo proyecto.


Esto es un maratón y no una carrera corta, así que seguiremos avanzando en la pista hasta llegar a la meta: poder vivir de esta hermosa profesión de la que estoy enamorado desde que era un niño.


¡SEGUIMOS!



11 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo